5 de octubre de 2011

Sangre fresca (SEPTIEMBRE 2011)

Mi vida es un caos. Pero un caos de verdad. Tengo un horario que parece diseñado por un chimpancé lobotomizado y ciego. Los miércoles sólo tengo dos horas de clase por la mañana y aún así, se me solapan las prácticas de cuatro asignaturas en dos días. Cosas de las optativas, las asignaturas de libre elección, y de la puta madre que las parió a todas. Pero no puedo quejarme.


Y creo que vosotros tampoco, pues septiembre ha acabado, pero aquí seguimos nosotros, y yo en particular, preparados para hacer una vez más el repaso a las novedades más interesantes de este mes, que ha venido cargadito, muy cargadito. Y para todos los gustos.


Cada vez tengo más claro que Primus se creó para que Les Claypool pueda lucirse sin parecer un narcisista. Green naugahyde tiene una línea muy clara: Les inventa y reinventa ritmos de bajo imposibles de seguir a no ser que tengas diecisiete dedos en cada mano o que los que tengas se te muevan a la velocidad de los neutrinos (toma chistaco freak, esté es para nota) mientras que Jay Lane y Larry LaLonde se limitan a acompañar, con mucho arte eso sí, las excéntricas melodías de su frontman. Funky, country... ni siquiera trataré de describirlo. Esto es Primus, no le deis más vueltas.


Muchos lo estábais esperando, y aquí están los simpáticos muchachos de Anthrax, Joey Belladona mediante. ¿Es cosa mía o Belladona canta mejor ahora que cuando tenía 20 años? Quizás sea el legado de John Bush. El caso es que este Worship music suena a lo que tiene que sonar. Suena a Anthrax, lo mires por donde lo mires. Nada de reflexiones profundas o pasajes atmosféricos. Tralla y de la buena. Riffs cuidados, una batería soberbia y actitud, algo que nunca les ha faltado. Charlie Benante comentaba hace poco que los fans del heavy metal no son muy abiertos de mente, musicalmente hablando. De manera que eso les limitó (positivamente, que nadie se enfade con el pobre Charlie) a la hora de componer este nuevo trabajo, de manera que no ha habido ninguna otra influencia salvo la del hard rock y el heavy metal. No digo que no puedan hacer cosas distintas, pero a mí esto tampoco me disgusta.




Los señores del metal progresivo han vuelto. Con A dramatic turn of events, Dream Theater demuestran que Mike Portnoy podía ser fundador del grupo, pero que el talento compositivo lo tenían compartido entre todos y que Mike Mangini puede suplirlo sin despeinarse. Además de sus ya clásicos e interminables temas en los que repasan casi punto por punto todo lo que aprendieron en el conservatorio, son las canciones menos pretenciosas, las de menos duración, como las baladas, las que suponen el verdadero brillo, sin desmerecer en absoluto a sus compañeras, de este nuevo puñetazo en la mesa de Dream Theater. Pobre Portnoy, que mal lo debe estar pasando.




Alice Cooper regresa con una secuela de su disco debút como solista y recuperando a parte de los músicos que lo grabaron con él. Welcome 2 my nightmare vuelve a sumergirnos en las pesadillas de un hombre, con un sonido que no tiene prejuicios. Y es que al rock siniestro al que nos tiene acostumbrados el señor Vincent Damon se disfraza con máscaras y trucos más propios de la música electrónica y el pop, pero que conforman un repertorio de temas tan grotesco como irresistible. Prueba de esta fusión entre lo viejo y lo nuevo, es que Mr. Cooper ha contado con la colaboración de la cantante Ke$ha para interpretar al mismísimo demonio en uno de sus temas.*


Seguramente conoceréis a Bush. La banda, no el presidente, a ese por desgracia los conocemos todos (tanto al padre como al hijo). Pues eso, unos coetáneos de Cobain y compañía que vivieron durante mucho tiempo a la sombra de sus "hermanos mayores" pero que aún así, han dejado temas para la posteridad, como la depresiva Glycerine. Lo curioso es que este The sea of memories, aunque mantiene ese aire meditabundo y melancólico, está cargado de ritmos potentes y pegadizos, lo que es de agradecer. Muy recomendable.


Probablemente lo mejor que tenga el Velociraptor! de Kasabian sea el título del disco. Aunque tengo que reconocer que ese rollete sin caer en lo previsible, sin olvidarse de que el indie rock en el fondo sigue siendo rock, consigue cautivarte. Mucha elegancia y mucho sampler, muy moderno y muy clásico, como si escuchases The Prodigy en la gramola de tu abuela. Bueno, vale, quizás lo mejor no fuese únicamente el título.


Hablar de Mastodon siempre resulta complicado. The hunter vuelve a ser una amalgama de groove, progresivo, sludge, atmósferas de drone... Todo muy denso y muy enrevesado, como si estuvieses alucinando con ácido o tuvieses ardor de estómago. Y aunque, eso sí, suena mucho más directo que su antecesor, Crack the skye, sigue sin tener ese gancho que tenían muchos de sus temas más antiguos. Pero por supuesto, altamente recomendable si no le tenéis miedo a la experimentación porque, desde luego, imaginación y talento no les faltan.


Otros que han regresado son blink-182. Y, bueno... Neighbourhoods intenta, sin mucho éxito, sonar más maduro. Está claro que ya no tienen veinte años y eso se nota para mejor, sobretodo a nivel compositivo, con melodías más trabajadas y letras algo, sólo algo, más profundas. Aún así, no puedo dejar de pensar que suena demasiado etéreo, demasiado sideral, como si el regreso de DeLongue (recordemos que Hoppus y Barker seguían juntos con +44) hubiese transformado al grupo en una extensión más ruda de Angels & Airwaves.


Machine Head no cambiarán nunca. Unto the locust es una nueva demostración de que ellos el metal lo han mamado, y de que su espíritu ni se plantea rendirse. Un espíritu de incansable doble bombo, de riffs muy elaborados con reminiscencias clásicas, de guitarras tormentosas y afiladas y de un Robb Flynn que sabe regalarte los oídos con una voz casi dulce (digo casi, porque tampoco vamos a pedirle al muchacho que cante como James Blunt) para al instante siguiente subirte la adrenalina con un buen berrido. Por si no se ha notado aún, me encantan.


Hay supergrupos y supergrupos. Pero lo de Chickenfoot parece una auténtica broma del día de los inocentes. Joe Satriani, Sammy Haggar, Michael Anthony y Chad Smith. Casi ná, oigan. Lo primero que uno piensa al escuchar Chickenfoot III es: Sammy, amigo, los años no pasan en balde para nadie. Porque el antiguo vocalista de Van Halen tiene un aire cazallero a lo Lemmy que sorprende, aunque no deja de ser anecdótico. Lo verdaderamente importante es lo que estos cuatro monstruos son capaces de hacer juntos. Rock atemporal y en estado puro, sin aditivos, conservantes ni colorantes.


Voy a hablar de Amaral por dos motivos: el primero es que el dúo siempre me ha parecido de lo más interesante que tiene el pop-rock español. Siempre han ido a su rollo y nunca les ha preocupado sonar de tal o cual manera. El segundo es que Hacia lo salvaje supone un cambio, puede que no drástico, pero si considerable en comparación con sus anteriores trabajos, pues se aleja del sonido más convencional del pop para adentrarse en una faceta más íntima, más oscura y "salvaje", con reminiscencias de su admirado Dylan, tanto en el apartado instrumental como en lo estrictamente lírico.


Por si aún no habéis saciado vuestro hambre de novedades, comentaros que también han salido a la calle estos días el Major / Minor de Thrice, el Heritage de Opeth y un disco homónimo de Staind... Mi opinión es que cualquiera de los tres podría mataros del aburrimiento. Creo que es lo más útil que se me ocurre hacer con ellos, utilizarlos como arma.


No podía marcharme de aquí sin compartir con vosotros los resultados de las dos encuestas de septiembre. En la primera os preguntábamos cual era la mejor película de Stanley Kubrick. Ni que decir tiene que no me esperaba un resultado tan abultado. Y es que por abrumadora mayoría, La naranja mecánica merece ser considerada el mejor trabajo de la carrera de Kubrick y sólo han sobrevivido a su paso El resplandor y Senderos de gloria, que obtienen unos justísimos segundo y tercer puesto. Así que sólo por eso, me pongo a bajármela ya porque no la he visto. Y conte que me lo he propuesto incontables veces, pero me han advertido que puede ser algo cruda y casi nunca me encuentro con ánimo de ponerme.




Nuestra segunda encuesta hablaba sobre bajistas. Ya elegimos en su día al mejor guitarrista y al mejor batería. Pero nos faltaba el último pilar. Aquí las votaciones han estado mucho más apretadas, y Cliff Burton, nuestro pelirrojo favorito, el ganador por tan sólo un voto de diferencia con dos bajistas tan dispares en estilo como grandes en talento como son Steve Harris y Flea, ambos empatados en segunda posición. La medalla de bronce también queda repartida, aunque esta vez entre Glenn Hughes, Tim Commerford y Jeff Ament. Sólo nos queda un buen vocalista para completar el supergrupo de Apettite for prostitution así que... estad atentos a próximas encuestas.



Nada más por mi parte gente, espero que vaya bien el mes. Un abrazo y que os den bien por el ojal.
¡Nos leemos!

* Antes de que le empiecen a llover las críticas al pobre Alice Cooper, os tengo que explicar que, durante la última gala de los Emmy, conoció a la susodicha y que congeniaron bastante bien, hasta el punto que el bueno de Vincent se ha tomado como algo personal el sacar a la muchacha del papel de diva y transformarla en una rockera de pro, capitaneando una banda. Ojipláticos nos quedamos.

9 comentarios:

Sergio dijo...

Un post cojonudo, con buenas propuestas.
Buenas sugerencias y gracias por descubrirme a Primus y a Mastodon; de Amaral discrepo, nunca me ha convencido su voz, acaba cansándome y Dream Theater, aunque suena a lo de siempre, me siguen convenciendo.
Vaya pasta me va a tocar aflojar el fin de semana.
Ah, el tema de Machine Head es una caña, oiré más.

La Rubia Tarada dijo...

Dream ya no es lo mismo...Perdió gancho (para mi gusto)
Anthrax...algo pesadito para estas horas de la madrugada pero...musicalmente son enormes!
Primus y ese aire funky-soul esa mezcla de varios estilos..que... ahh *-*
Me gusta el cambio de Alice Cooper...el de last man on the earth tan cabaretero es demasiado bueno...me gusta ver como va cambiando de registro y se supera...
Mastodon...qué puedo decirte de Mastodon? que me encanta The Hunter...que es un DIS-CA-ZO y tenés toda la razón con lo del " como si estuvieses alucinando con ácido" jajaja o fumándote unos cuantos en medio de los 70 en una Volkswagen Bulli concept...Es sencillamente genial (será porque soy setentera jeje)
Amaral, Fantástica con esta vuelta de tuerca, cada disco me gusta más que el anterior!
Por cierto, Rusian Circles está por sacar disco ^^
Y qué decir que cada vez que entro a tu blog y escucho a Eddie Vedder...Entro en un orgasmo auditivo (y no tan auditivo jeje)
Magnífico post querido Álex!! Como siempre...Sublime!
Un beso con sonido de solo cósmico de Hendrix...(No, prometo que aún no estoy drogada jaja)

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Te entiendo, te entiendo, los calendarios académicos universitarios suelen ser un caos. De las propuestas que sugieres he ido a las que me interesan (Qui'cir, el de Blink 182 aunque hayan madurado como que no) y la verdad es que tengo muchas ganas de escuchar el de Anthrax. Los de Chickenfoot y Alice Cooper me dan más pereza, no creo que me molen mucho. El de Bush me despierta curiosidad, como el grupo entero, y quizás debería hacer algo en plan bajarme su discografía. Lo mismo con Kasabian, que he leído de todo sobre el disco pero creo que es inútil que me guste, demasiada electrónica por lo que veo.

No te justifiques por lo de Amaral, si hemos vistos cosas más peculiares xD

Alex Noiser dijo...

Muchas gracias por firmar a mi querido compañero, amores. Rubia, darling, las felicitaciones por el sublime post dáselas a Vinny, que es el creador, yo simplemente estoy de espectador. Un besazo para ti, gracias por pasar.

Cesare dijo...

Yo me iré pasando, que aquí hay mucha tela. He escuchado el de Mastodon y el de Amaral. No había escuchado aún nada del nuevo de Amaral, pero me gusta bastante lo que conozco de ellos (Estrella de mar). Yo también creo que es el único grupo de pop español que merece la pena hoy, y hasta les vi en concierto. Así que me ha hecho ilusión verles aquí, sois unos fieras.

Y de Mastodon tampoco sabía ya nada, les perdí la pista. Tendría que volver a oírla, no soy muy de metal, pero me gustan algunas guitarras y sonidos de este grupo, tengo cierta debilidad por ellos, sobre todo cuando se ponen progresivos (¿se dice 'metal progresivo?, no).

Cesare dijo...

En la encuesta de Kubrick yo voté por 'Barry Lyndon', por gusto personal, pero la verdad es que todas son buenas. 'La naranja mecánica' es una obra maestra, ya nos dirás tu opinión. El novelista se quejó porque cambiaban el sentido de su obra, pero ya sabes: a veces la peli y el libro son cosas distintas. En este caso el libro es otra joya. Y aunque no sea en absoluto el tema de la peli, piensa cuando la veas en los 'mods' de los sesenta, porque hubo cierta inspiración en su rollo a la hora de ambientarlo todo. Y me dejo de rollos.

Beatrix Kiddo dijo...

Hoy toca tour for prostitution jaja, pues respecto a las novedades, a ver qué se cuenta Amaral, Kasabian, Chickenfoot y el bueno de Alice Cooper.

Besicos a ti también!

Pek3 dijo...

Me ha gustado mucho el post querido amigo retrasado mental. Ni que decir tiene que el nuevo de Dream Theater esta de putisima madre, lo de Machine head tb me gusta mucho, lo de blink 182 tengo que escucharlo amaral tb alice cooper que le follen a el y a kesha mastodon no me molan primus ¿eso que es? chickenfoot nunca los he escuchado pero sabiendo quienes son hay que escucharlos si o si, que mas que mas.... ah si anthrax pues na nose ya vere si lo escucho. ale que te follen vinny paul xD un besito cariño

J.M.B. dijo...

The Hunter me ha gustado mucho más que Crack The Skye pero también echo de menos a los Mastodon más cañeros de Remission o Leviathan. Aun no me he puesto con el nuevo de Anthrax.

Saludos