8 de mayo de 2012

Sangre fresca (ABRIL 2012)

El otro día, a raíz de la eliminación de los dos equipos españoles en la UEFA Champions League (ya sabéis quiénes son, no quiero hurgar en la herida), Twitter echaba fuego. Amén del cruce de improperios y/o alabanzas (que las hay) entre hinchas de ambos equipos, aparecieron unos terceros en discordia que nada tenían que ver y que, sinceramente y no pienso morderme la lengua, me tocaron los cojones. Me refiero a todos esos que nos recriminaban (probablemente hartos de ver como los comentarios sobre los partidos llenaban sus timelines) estar preocupándonos por el fútbol mientras hay cosas mucho más importantes, como el paro, la pobreza en el mundo, y la extinción de la chinchilla moteada.

Lo siento, pero no puedo con esa clase de condescencia. Y mucho menos cuando insinúan sin ningún pudor que somos una pandilla de catetos por disfrutar de un partido de fútbol. Así como si ellos repartieran su tiempo entre Voltaire y Hawking. El perfil típico de estos personajes es el de "perroflauta-modernete". La élite de las mentes, vamos. Gente que dedica su twitter a miles de citas de grupos de rock en castellano (porque lo del inglés es muy complicado) de gran calibre como Sínkope, La Gripe, Bongo Botrako o mis queridos hamijuitos de La Fuga. Gente que protesta contra las centrales nucleares sin tener ni puta idea de como funciona una central nuclear. Gente que te recrimina que tengas algo de ropa de marca o animes a un multimillonario que le pega patadas a un balón mientras hay gente que sobrevive como puede, pero que pierden el culo cuando hay oferta de 2x1 en kalimotxo. Gente que se las da de profunda por leer a Coelho o Saramago pero que no es capaz de escribir sin faltas de ortografía. Gente que habla de igualdad, de explotación infantil y de derechos del trabajador mientras le pitan los avisos del WhatsApp.

En fin, que el fútbol es un pasatiempo. Y ni todos los futboleros somos imbéciles, ni todos los imbéciles son futboleros. Lo que no tengo muy claro es si se puede decir lo mismo de los flutedogs y otros especímenes "alternativos". Algún día me extenderé en este tema, que me tiene muy quemado.

Pero bueno, que se me va la virgena. Por aquí ando otra vez presentando las novedades de éste mes. Creo que tenemos algunas la mar de interesantes y, en general, he disfrutado mucho con lo que el mes de abril nos ha dejado.

Con treinta y cuatro, que se dice pronto, años de vida, Killing Joke, a los que tristemente apenas conocía, publican su decimo quinto trabajo de estudio. Es imposible etiquetar MMXII con un estilo (quizás lo más cercano sea algo así como punk-hardcore industrial) de manera que intentaré, si me permitís, hacerlo con una metáfora. Imagináos un gigantesco coloso mecánico, que avanza lento, con sus potentes pisadas, arrasando con todo lo que se le pone por delante. Imaginad el ensordecedor sonido de sus engranajes, el zumbido que emiten sus movimientos. Y ahora imaginad que, en un momento dado, el coloso hace girar sus metálicas muñecas transformando sus manos en armas de fuego y disparando en ráfagas cortas pero intensas. Todo mientras dos voces, una limpia y etérea y otra vieja y agresiva, ejercen de conciencia en los hombros del coloso. 


Todos nos preguntamos hace unos meses, cuando Enrique "El drogas" anunciaba su salida de Barricada con nuevo disco a las puertas, si se notaría demasiado su ausencia. La respuesta, y espero que los que hayan escuchado el disco coincidan conmigo, es, con todo el dolor de mi corazón, que no. Si bien es cierto que las letras de Flechas cardinales lo echan de menos (excepto los estribillos, tan adictivos como siempre), el resto sigue igual. Me maravilla como los navarros pueden seguir, con tantos años de carrera a sus espaldas, sonando muchísimo más frescos que miles de bandas nacionales en la actualidad. Las tablas es lo que tienen y el buen rock nunca muere, por mucho que los nombres bailen. 

Hay grupos de los que escuchas un par de canciones y te enamoras. Eso me pasó a mí con Our Lady Peace, uno de los numerosos grupos que en los noventa pasaron desapercibidos pero consiguieron uno o dos pelotazos por los que ser recordados. Pero los canadienses no se han rendido y nunca han cesado su actividad, con lo que ahora nos traen Curve. Un disco de post grunge actualizado, que bebe descaradamente del sonido rock que más pega a día de hoy, pero que se deforma y evoluciona hasta convertirlo en algo totalmente distinto, con sus melodías taciturnas y sus letras cargadas de emoción, con sus guitarras sin apenas distorsión evocando imágenes. Un disco que necesita ser escuchado y paladeado con calma, porque los detalles siempre son importantes. 

La historia de los galeses Lostprophets es de manual de grupo nu metalero. Sólo un disco les duró el rollo antes de girar hacia el ya famoso rock alternativo. No obstante, han sabido siempre deslizar entre sus composiciones algunos sonidos que recuerdan a ese estilo que fue tan breve como fructífero. Por eso me ha gustado Weapons. Porque es un disco sencillo, sin pretensiones, muy animado, que contiene tanto temas explosivos y asequibles que harán las delicias del oyente más casual, hasta otros (habitualmente más lentos) más íntimos y elaborados. Y porque es un disco ameno, que se hace corto y que, si no buscas grandes obras maestras, se disfruta de principio a fin. 

No me gusta el black metal, pero he de reconocer que siento predilección por Moonspell. Quizás porque técnicamente no son black metal, ya que siempre se han caracterizado por tener una vena rockera que nada tiene que ver con el oscuro sonido venido del norte. Y es con esta dupla Alpha noir - Omega white, con el que llevan esta mezcla a su máximo exponente, siendo el primero de ellos un ejercicio de metal terrorífico, profundo e implacable, mientras que el segundo explora un sonido mucho más brillante, diría que casi dulce, atmosférico, pero igualmente intenso. Sombras que bailan al son de guitarras ocultas en la noche. Puede que una de las bandas más asequibles del panorama blackmetalero. 

Brian Warner, o lo que es lo mismo, Marylin Manson, ha vuelto. Supongo que si os gusta el industrial, Born villain os parecerá un buen disco. O al menos, no os aburrirá como ha hecho con un servidor.  Siempre se agradece que un disco sea largo (en este caso la banda nos regala más de una hora de música) pero en esta ocasión creo que fata algo que te mantenga enganchado. Ritmos muy predecibles que en algunos casos llegan a insinuar algo mejor, pero que se queda en nada. La voz resulta monótona y la duración muchos temas excede lo correcto, haciéndose repetitivas. Ni siquiera la versión You're so vain (con colaboración estelar de Johnny Depp a la guitarra) se salva, y eso que Manson siempre nos regala buenas reinterpretaciones. Aunque, por supuesto, siempre hay excepciones. 

Que nadie se piense que me he olvidado del genial Blunderbuss de Jack White, que lo tengo más que escuchado. Pero Alex se encargará de haceros una disección más completa.
Me despido de nuevo gente, hasta la próxima, que visto lo visto, igual es el mes que viene. Aunque igual me da el venazo y me arranco con algo distinto antes. Vete tú a saber.

Un abrazo, cuidaos mucho.


Este es el significado de las calificaciones. Obviamente son de carácter personal, pero... cojones, ¡todo este blog está basado en impresiones personales!
- ★ Infumable. Lo comento sólo para que os mantengáis alejados de él. No tenéis huevos...
- ★★ Regular. No perdéis nada por darle una escucha, pero tampoco por no dársela.
- ★★★ Bien. Puede que os guste o no, dependiendo del tipo de música al que esteis acostumbrados.
- ★★★★ Recomendable. Es altamente probable que engrose vuestra lista de discos pendientes.
- ★★★★★ Crema. Para bajárselo sin dudar y, si dispones de monetario, comprarlo.

✩ Representa que la puntuación está entre la que indican las estrellas negras y la siguiente.

11 comentarios:

Nortwinds dijo...

hay mucho intelectual suelto hermano, que piensa que la salvacion esta en criticar todo lo mundano, en fin, a quien les importan

de las novedades, tengo que escuchar a lost prophet y killing joke, y por supuesto a moonspell

PUPILO DILATADO dijo...

Sólo sigo el futbol cuando juega la selección Española pero no dejo de reconocer que para mucha gente es el mejor medio para evidirse de esta puta realidad y vivir otra mucho más excitante.

En cuanto a los discos, paso de casi todos excepto de killing Joke que me parece un discazo, Barricada al que le tengo que hechar un vistazo porque parece que la cosa pinta muy bien, y, para acabar....me he equivocado de pleno COMPRANDO el de MANSON (ups!)

saludos

Amanecer Nocturno dijo...

Intentaré hacerme con el de Marilyn Manson por curiosidad más que nada, aunque "Eat me, drink me", ya se me hizo algo pesado en su extensión.

Un saludo.

Pek3 dijo...

Totalmente de acuerdo con toda la introduccion hermano!! cuantisima rabia me da a mi esa gente. Muy bueno lo de me cago en la virgena xD.
Con respecto a lo musical sinceramente no me ha gustado ni una pero bueno lo de siempre, para gustos... Un besito en la cuca retrasao mental.

4 strongs winds and 7 seas dijo...

Killing Joke y Japan eran de mis grupos predilectos en los Ochenta!Que bueno es el majareta de Jaz Coleman.Ministry, Nine Inch Nails, etc... le deben mucho!
un abrazo
Tsi/Jesse

ÁNGEL dijo...

Buen repaso. El vídeo de Ourladypeace no se ve ;

Saludos.

Vinny Gonzo dijo...

arreglado, gracias por el aviso Ángel

NuriaLourdes dijo...

Interesantímo vídeo Alex.
Vengo a agradecerte la visita y a relajarme con todo lo que nos dicen dentro del mundo musical.
Gracias por tus visitas, me alegra que te guste lo que escribo y sobretodo que te diviertas.
Un abrazote y disculpas que no he podido ver seguido como quisiera, pero he tenido problemas con mi inter.
Volveré.

LUGAR DE PAZ - dijo...

el primero que lo sufrio la eliminacion de ambos equipos fui yo era la primera vez que iba a un partido de semifinal y encima mi equipo desclasifica no puede pero bueno por lo menos eso nos enseñara a tener los pies sobre la tierra
saludos

Kosmos Biophilia dijo...

Hahahaha, me corro con tu descripción puramente real y científica de los perroflautas modernetes hahaha. ¡Cuánta razón!

J.M.B. dijo...

Soy de los pocos de Bilbao que no va a Madrid el próximo fin de semana para ver futbol, me parece un coñazo. El disco de Killing Joke lo tengo en la recámara desde hace tiempo. son muy grandes!

Un abrazo!