5 de diciembre de 2012

Sangre fresca: Toteking & Shotta - Héroe

Diez años después y con dilatada experiencia en solitario, Manuel e Ignacio González, o lo que viene siendo lo mismo, Toteking y Shotta, vuelven a publicar un álbum conjunto como secuela de aquel políticamente incorrecto Tu madre es una foca. El regreso ha sido tan inesperado como agradable: la evolución en el sonido de cualquiera de los dos durante la última década es más que evidente, y si no sois ajenos al mundillo, sabréis que especialmente cada nuevo disco de Tote es un acontecimiento.

Y no defrauda el muy cabrón. El nivel en las letras de Héroe se mantiene como desde hace años. Es decir, excelente. Ataques a la vida y la "cultura" moderna y a sus rebaños de aborregados con una sagacidad exquisita y una misantropía corrosiva (No entiendo na), en los que se intercalan continuos guiños al cine y a la música y algún que otro ego-trip para enmarcar. No puedo decir lo mismo de su hermano, pues si bien es cierto que tiene algunos párrafos interesantes y que (sorprendentemente) en los temas en los que no lo acompaña Tote (Voy a...) se supera, predominan las rimas fáciles (en muchos casos con onomatopeyas) y versos demasiado animales que no están mal para un ratejo, pero las comparaciones son odiosas y al lado de lo que escribe su hermano mayor, Shotta se queda corto.

Los beats son otro punto a tener en cuenta, pues aquí se han juntado lo más selecto de los productores españoles como Cookin' Soul, Baguira, Griffi o Heavy Roots, dejando auténticos pepinazos como Tienen soul (Kase O al estribillo, casi ná) o los violines de Frank T para Sanse. Por lo general predominan los sintetizadores (muy a la americana) y una percusión que tiene aroma a directo, aunque eso sí, de vez en cuando aparece algún sampleo y más de un guitarrazo.

En el apartado de colaboraciones, aunque la cosa prometía bastante, con por ejemplo Rap'sus Klei y Juaninacka colaborando en Naaah naaah nahhh, acaba resultando algo decepcionante. Destacaré simplemente dos que me parecen soberbias: el Muchas gracias con Swan Fyahbwoy, jodidamente emotivo, y esa retahíla de manjares exquisitos que es Gordos junto a, no podía ser de otra manera, Gordo Master.

Diecisiete cortes para disfrutar de nuevo de los hermanos de Alcántara juntos pero no revueltos.

2 comentarios:

günner dijo...

Por fin alguien en la blogosfera habla de Tote y no soy yo!!!
Yo no lo pillé tovía por el Shotta, pero de Tote lo tengo todo.

John P. Maaaula dijo...

Me parece que este hombre hace las letras más inteligentes que he escuchado en mucho tiempo. Y como las suelta el amigo. No entiendo de rap, pero me parece que lo hace de puta madre.

Un saludo