25 de abril de 2013

Por amor a la música: Steve Harris - British lion


Antes de comenzar, quiero pedir perdón de nuevo a todos mis compañeros del juego Por amor a la música por el retraso de este post, tanto en día como en hora (se me ha hecho un poco tarde). Como ya os dije, me fui de viaje todo el punte y me acordé ayer por la mañana que era mi turno de abrir ronda.

Pero bueno, como se suele decir, más vale tarde que nunca. Aunque ya lo adelanté ayer, mi propuesta es Iron Maiden. Y más en concreto, hoy vengo a rendir tributo a uno de mis grandes héroes musicales: el incombustible Steve Harris.

A principios de la década de los noventa, el bajista de la dama de hierro se fijó en una joven banda llamada British Lion, en la que militaban Graham Leslie (guitarras) y Richie Taylor (vocalista). Harris se involucró tanto con ellos que no sólo se encargó de producirlos sino que además comenzó a escribir temas a medias. Parece ser que la cosa no llegó a cuajar demasiado pues (al menos por lo que he podido investigar) British Lion no publicó ningún disco.

La banda se disolvió pero Harris continuó en contacto con Leslie y Taylor y durante muchos años intentaron sacar adelante el proyecto que los unía, acompañados por el guitarrista David Hawkins, con quién Taylor había trabajado con anterioridad. Pero cuando eres una pieza clave en Iron Maiden lo que menos tienes es tiempo libre. Total, que al final entre pitos y flautas, se juntaron con diez canciones y entre la apretada agenda de Harris encontraron un pequeño hueco para parir a la criatura.


Desde el primer segundo salta a la vista que esto no es un disco de Iron Maiden y que cualquier parecido con lsu banda madre es pura coincidencia. Nos encontramos ante un disco de hard rock metalero con una atmósfera ruidosa y oscura que se contrapone con una fluidez misteriosamente mágica a la voz de Taylor, una voz emotiva y poderosa de timbre casi operístico. Tercipelo negro. Un auténtico descubrimiento este muchacho.


El propio Harris admitió que el sonido del álbum se acercaba peligrosamente al rock y al metal más comercial pero también se pueden encontrar influencias de rock más clásico como por ejemplo el más que evidente aliento de The Who en The chosen ones y Eyes of the young. El rock progresivo también tiene su pequeño rincón con las serpenteantes líneas de bajo y las guitarras estridentes de Karma killer o la más suavizada A world without heaven.


Pero si en algo despunta este British lion es, sin lugar a dudas, la potencia que desprenden la mayoría de sus temas. El bajo de Harris es una auténtica maravilla, dejando a un lado los convencionalismos de ese metal para las masas y aportando su  particular estilo de duplicar ritmos y realizar arpegios imposibles que sólo están a la altura de una bestia como él. These are the hands, Judas, Lost world o This is my god serían ejemplos perfectos de esta simbiosis entre el virtuosismo de Harris y el excelente y contundente trabajo de sus compañeros.


A pesar de lo que dije antes, la sombra de Eddie es alargada y llevar casi cuarenta años en una banda hace que muchas veces tu imaginación compositiva tenga un límite. Us against the world podría ser perfectamente un tema de Iron Maiden si no fuera por ese carácter, en contraposición a la afectada voz de Dickinson, que le imprime Taylor.


El último tema es la balada The lesson. Un broche extraño y algo fuera de lugar pero que gracias precisamente al trabajo de Harris con las cuerdas de su bajo se convierte en un amargo y preciosista adiós del león británico.


Nada más por hoy. Una vez más, siento las molestias que haya podido causar con el retraso y prometo que intentaré que no me vuelva a suceder. Espero que Steve y su banda hayan conseguido aplacar vuestra furia.

Y si no, que el espíritu de Margaret Thatcher os atormente en la oscuridad.

4 comentarios:

TSI-NA-PAH dijo...

Si te soy sincero no he escuchado el disco y es un estilo que me llama poco la atencion!!!Mira que soy fan de los Maiden y tengo la mayoria de sus discos en vinilo y suelo escucharlos!Cai fui al bolo que dio en Madrid, pero con los años es un genero que ya no me llega tan profundamente! Lo que es indiscutible es que este hombre a parte de ser un hombre de negocios como pocos, es un MUSICO en mayusculas.Sus Maiden pasaran a la historia como una banda muy grande!.El bolo que van a dar en Bilbao en una sala de tamaño humano, eso si que me molaria.

A+

Chals dijo...

Me queda lejos el estilo y el grupo. Lo has puesto difícil je je je. Pero es lo bueno de este juego, puede que me hagas descubrir alguna maravilla. Propuesta arriesgada, muy buen post. Saludos Vinny

Aldo dijo...

Siempre admiré el estilo de Harris aunque no escuche tanto su música.. perdón por el retraso, pero lamentablemente deberé abandonar el juego por algunas semanas, porque por razones de trabajo no puedo comprometerme a cumplir en tiempo y forma.. espero y deseo volver, así que a darle para adelante! un abrazo

PUPILO DILATADO dijo...

Hey Vinny, Sorry por el retraso en comentar, publiqué el viernes por la noche a prisa y corriendo porque iba a estar el finde fuera y no he podido cumplir completamente hasta ahora.

Iron Maiden??? bueno, a pesar de controlar tan sólo los discos clásicos siempre es un buen momento para recuperar discos que suscitaron muchas críticas y prejuicios porque sus componentes pertenecían a un estilo y género que no daba lugar a 'experimentos pero...¡Realmente he disfrutado el disco de Dickinson!!!. En cuanto a Steve Harris estoy en ello ahora mismo. Te comento en cuanto acabe.

Mola un reto así, descubres muy buena música como en el caso de Yes o de Pink Floyd que no suelen estar en mi dieta musical.