22 de mayo de 2013

Por amor a la música: Tenacious D - The pick of destiny

Esta semana es mi turno de proponer clave para el juego Por amor a la música. Tras barajar varias opciones para esta ronda (que recuerdo son discos con ilustres invitados en los que aparezca algún miembro de la banda X) al final he decidido ser bueno y me he tirado por Black Sabbath. Y sí, me vale cualquier miembro de la banda, incluso aquellos que estuvieron poco tiempo y que son más conocidos por otras vertientes musicales (me vienen a la cabeza Ian Gillan y Glenn Hughes, por ejemplo), pero sería de agradecer que vuestras elecciones se centraran en miembros algo más longevos.

La mía ha sido motivada principalmente por la aparición en el primer tema de Ronnie James Dio, del que hace poco se cumplieron tres años de su muerte y al que personalmente echo mucho de menos. No quiero convertir esto en un post tributo, pero me veo en la obligación de dedicar unas líneas a un hombre tranquilo que lo dio todo por el rock y que además, nos dejó en herencia ese universal gesto de levantar los dedos meñique e índice. Nadie merece más el trono de los infiernos que Dio y por eso cuando a nuestra raza infame y despreciable le llegue su final, sea él quien comando a los ejércitos del averno para castigar a todos aquellos que no comprendieron el verdadero sentido del rock.

Joder, que apocalíptico me pongo cuando quiero.

The pick of destiny es el segundo trabajo de Jack Black y Kyle Gass, o lo que viene siendo lo mismo, Tenacious D. Servía además como banda sonora de la película que el dúo protagonizó ese mismo año. El largometraje narra como un joven Jack Black, martilleado por su religioso padre por escuchar rock and roll, recibe la visita de Ronnie James Dio que le indica que debe ir a Hollywood en busca de la banda de rock definitiva. Tras conocer a su inseparable y habilidoso Kyle Gass, la extraña pareja emprende la búsqueda de la legendaria púa del destino, forjada con uno de los dientes del mismísimo Satanás. Como os podéis imaginar, este argumento tan potencialmente entretenido se pierde en ese humor americano que a mí por lo menos me parece tan insufriblemente infantil y en los continuos e histriónicos desplantes de Black y Gass. Echadle un ojo si os apetece, pero tampoco os perdéis nada.


El álbum, por su parte, aunque retiene parte de esas risas estúpidas y ese histrionismo, es harina de otro costal. Básicamente porque Black puede ser insoportable pero tiene un carisma indudable delante de un micrófono y porque Gass hace auténticas cabriolas con la guitarra sin necesidad de distorsiones ni efectos especiales. El disco está producido por John King, de los The Dust Brothers (responsables de, entre otros, el magnífico Paul's boutique de los Beastie Boys) y en el participan, además del ya mencionado Dio y de King, Meat Loaf interpretando al padre de Black y (oh, sorpresa) Dave Grohl, que además de encargarse de las baquetas le pone la voz (y el cuerpo) a Lucifer. Grohl se une a John Spiker, John Konesky y Liam Lynch para componer la banda principal que sirve de acompañamiento a Tenacious D cuando les hace falta algo más que sus guitarras y sus voces (pocas veces, para qué vamos a engañarnos).

La historia arranca con Kickapoo, ciudad del estado de Missouri dónde vive nuestro protagonista. Tras romper en un rock clásico en el que Meat Loaf se mueve como pez en el agua, la cosa se vuelve caótica con una guitarra veloz y un riff muy grunge y después Dio nos regala unas cuantas frases épicas que deberían quedar enmarcadas en vuestra memoria.


En Classico, Kyle Gass demuestra que cuando tiene una guitarra entre los dedos es muy difícil ganarle y para ello pega un repaso por algunas de las obras más conocidas de Bach, Beethoven y Mozart mientras Black hace el subnormal por encima. El vídeo de la canción fue realizado por John Kricfalusi, creador de Ren y Stimpy y es... bueno, es muy Tenacious D.

Baby es una mini balada bastante bonita. Hay que reconocer que el histrionismo de Black tiene su lado bueno: su registro de voces va desde el alocado tono general hasta otros mucho más emotivos, como este. Tras el skit Destiny comienza History, un tema puramente Tenacious D, con ese sonido country rock de guitarra desnuda y la voz poseída por el espíritu sureño. Después llega una de mis favoritas. The goverment totally sucks, es un canto a la patria con un matiz combativo muy curioso: el dúo afirma (y yo lo secundo) que uno de los padres fundadores más importantes como fue Benjamin Franklin sería hoy en día tachado de antisistema y de que el gobierno es el principal culpable de que los Estados Unidos de América hayan perdido su esplendor.


Aparece ahora Master exploder, uno de los temas por antonomasia de la banda. Potente desde el inicio, con una guitarra épica y un Black que se sale, las explosiones se suceden cuando el ritmo acelera y se transforma en un corte de puro heavy rock. Dejad que vuele vuestra cabeza.


Otro skit, The divide, y aquí tenemos Papagenu (He's my Sassafrass), que es una fumada de tres pares de cojones. Así tal cual. En la película esta canción acompaña a Black y Gass en pleno viaje psicotrópico tras consumir hongos alucinógenos. En este viaje, se encuentran en un colorido bosque con el Bigfoot, que afirma ser el padre de Jack Black. Creo que ya os podéis imaginar por donde van los tiros...


Tras enfadarse con Gass, Black nos canta Dude (I totally miss you) que no es más que otra "balada" dedicada a ese amigo que no está contigo y al que no puedes olvidar, con todos sus defectos y virtudes. Oda inigualable a la amistad entre hombres. Llorad como machotes.


Ahora empieza lo bueno. Black regresa a por la púa perdida con el rock potente y garagero de Break-in city (Storm the gate!) que arremete con todo a su paso y continúa con la pareja huyendo de la policía en  Car chase city a golpe de hard rock imparable y acelerado, con el incombustible Grohl dándolo todo en las baquetas y con un sólo sleazy sobresaliente.


Belzeboss (The final showdown) es el tema más largo del disco y narra la batalla contra el príncipe de los infiernos en un duelo de rock, encarnado por Dave Grohl. Más sabbath imposible, se van alternando pasaje distorsionados y machacones con otros acústicos, recreando esos momentos de calma en medio de la tempestad.


A modo de resumen de toda la historia tenemos para terminar POD (Pick of destiny) y después The metal, un himno, un manifiesto contra todos aquellos que intentaron, intentan e intentarán acabar con el metal, porque eso es imposible. El metal es inmortal, como Ronnie James Dio.


No perdáis la oportunidad de pegarle una escucha a The pick of destiny. Se devora en dos bocados y el regusto que deja es muy positivo. Además, no deja de ser (a su peculiar manera) lo más épico que vais a encontrar nunca.

5 comentarios:

TSI-NA-PAH dijo...

Buena eleccion!No conocia este artefacto..pero pinta bien y simpatico!Perfecto ensamblar rock y buen rollo!en definitiva eso es el rock!
A+

Josi dijo...

Buenisimo tema el de esta semana, al menos para mi. No conocía esta película, me pongo al dia enseguida pero pinta bien, muy bien. me gusta el punto Jack Black y heavy metal con humor, viene a ser algo clásico, ya. El hunos es tipico americano pero es llevadero, buen post, espero te guste el que he preparado. Un saludo, !!!ah¡¡¡
Yo tambien tenia en mente a los Black Sabbath, el proximo 13 de Junio pesa mucho, eh¡¡¡

Chals dijo...

No tenía ni idea de la existencia de esta banda, aunque no me extraña, el mundo Sabbath es desconocido para mí, este semana me lo has puesto jodido, pero bueno, aun he salido por los pelos je je je.
Saludos

PUPILO DILATADO dijo...

WOW!! Qué guión más psicotrónico colega!!!. Acabé un poco hartito de las muecas y la sobreactuación de Black en "Escuela de Rock" y no me dan demasiadas ganas de verla pero me voy a bajar el disco para disfrutarlo en una fiesta de colegas.

Todo esto del Metal y el rock'n'roll más oscuro mezclado con la parodia y el humor también se sabe hacer muy bien en este país. Deberías conocer a GIGATRÓN!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!, los dioses del averno metálico.

Curioso ver a Grohl implicado y disfrazado para la ocasión.

Interesante y desenfadado post amigo Vinny.

King Piltrafilla dijo...

Impresionante entrada. Se la ha currado un montón. E interesante álbum, raro pero interesante.