11 de noviembre de 2013

Versióname otra vez: The Police / Machine Head - Message in a bottle

La versión de hoy no tiene introducción profunda. No tiene reflexión sobre ningún tema. Ni siquiera un breve desvarío sobre algún tema de actualidad. La versión de hoy viene así, sin adulterar, sin pretensiones de ningún tipo. Sin ganas de escribir más de lo necesario, vamos.

Si alguien ha vivido en una cueva durante los últimos treinta años y quiere saber quién son The Police, que busque Kiss FM en su radio. Probablemente en menos de dos horas te hayan pinchado todos sus grandes éxitos. Y este entre ellos. El primer single de su segundo disco (Reggatta de blanc) fue también su primer número uno en las listas británicas de la banda de Sting, Andy Summers y Stewart Copeland y, para aquí el que escribe, uno de sus mejores temas dentro de los más conocidos, pues posee una fuerza de la que el resto en su mayoría carece (más rock y menos reggae, básicamente). Para todos esos que os perdisteis la caída del muro de Berlín, las campanadas de Ramón García, el Óscar de Shakespeare in Love y el rídiculo de Ana Botella en Buenos Aires, aquí tenéis Message in a bottle.


El tema ha sido, como no podía ser de otra manera, versionado por multitud de artistas pero mi elección era clara. Como bien sabréis, Machine Head son una de mis debilidades. Me encanta como han conseguido revitalizar un género como el thrash, que llevaba años viviendo de bandas jóvenes que tratan de emular a los mastodontes de sus inicios (lo cual no es malo, pero resta algo de mérito a los recién llegados). Parece haber una especie de ley no escrita para todos los que seguimos a la banda de Rob Flynn, y es que The burning red y Supercharger no sólo no deberías haberlos escuchado, sino que tampoco deberías reconocer su existencia. En mi rol habitual de defensor de lo indefendible diré que estos dos discos tienen, al menos, una cosa buena (bueno, The burning red la tiene, Supercharger a la basura sin miramientos). Y no es ni más ni menos que una versión de Message in a bottle que en cualquier otro momento habría hecho saltar las alarmas, pero que incluso se agradece. Los Machine Head numetaleros tenían eso, que si se ponían en plan moñas, aunque sólo fuera un rato, conseguían suplir ciertas carencias.


Como siempre, elijan una y disfruten ambas.

2 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

buena versión para un tema formidable

PUPILO DILATADO dijo...

Ufff! No me gustó demasido el cover y sigue sin hacerlo, no sé, no lo veo y en el contexto de un album que me decepcionó plagiando el nu metal con un rob rapeando sin sentido pues como que no.

Sorry man!