10 de febrero de 2014

Heptágono (ENERO 2014)

Terminado enero las cosas se ven de otra manera, al menos en mi caso. He tenido un mes muy movido por
razones variadas y, qué queréis que os diga, me apetecía hasta rutina. Echaba de menos sentarme delante de la pantalla del ordenador después de cenar a rebuscar entre mis blogs de referencia para traeros, una vez más, este cóctel sabroso e ilustrativo que es el heptágono. Siete sabores que espero sean del agrado de todos los consumidores y, si no, al menos paladeéis alguno con más ganas que los demás.

- En tiempos pretéritos de esta publicación, un servidor dedicó reseña y alabanzas a Eskorbuto. Y es que la banda y la figura de su líder, Iosu, siempre me ha parecido fascinante. Os dejo pues con un artículo de Álvaro Corazón Rural en Jot Down, mucho más sesudo y documentado (y por tanto más interesante) sobre los punkarras vizcaínos.

- Los nipones son una cultura curiosa. Sólo hay que indagar un poco para aprender que, a lo largo de su milenaria historia y especialmente durante el transcurso del último siglo, no sólo han mantenido sus tradiciones más antiguas, sino que han adapatado, fusionado y adoptado otros muchos iconos y costumbres traídas del exterior (y más en concreto del mundo occidental). Mención a parte merece su publicidad, con ese humor y esa falta de lógica tan atrayente como enervante. Lo llevan haciendo muchos años, como demuestran estos carteles del metro de las décadas 70 y 80 recopilados por Pink Tentacle y que nos mostraba Chibisake en Deculture.

- Bernardo de Andrés se está conviertiendo últimamente en un fijo de esta sección. Pero es que cuando menos me lo esperaba va y se casca un homenaje a Joe Hisaishi, el compositor de Ghibli, y a mí no me queda otra que reverenciarlo. Además, es la primera parte de este especial, así que no os extrañe encontrar la segunda por estos lares en cuanto la publique. Poco más tengo que decir, simplemente: ¡música maestro!

- Se acerca San Valentín y, yo que soy un romántico anticapitalista, me apetece dar un poco de mal fario. No os perdáis por nada del mundo esta genial infografía de Joe Berkowitz en Co.Create sobre todas las cifras que siempre quiso saber sobre rupturas y nunca se atrevió a preguntar.

- La mente de los niños es, si pudiera ser, aún más tortuosa que la de los adultos. Uno de los objetivos de El cristal oscuro, de Jim Henson y Frank Oz (grandes entre los grandes) era precisamente enseñar a los niños a pasar miedo. Conmigo lo consiguieron. Y sorprendenmente, quizás sea por eso por lo que recuerdo esta película con tantísimo cariño. Visionados posteriores me ayudaron a apreciar su calidad más allá de la moraleja. Sergio Benítez lo cuenta mejor que yo, así que me limito a subrayar cada punto y cada coma de su artículo en Blogdecine.

- Cuando hace un par de años me metí a fondo en la discografía de Black Sabbath, descubrí de paso multitud de grupos que habían influenciado a los de Birmingham y a otros exponentes del occult rock. Coven se merecen una página exclusiva en esa historia y por eso he elegido este magnífico artículo de Cronopio en Hipersónica para rendirles tributo. Larga vida a Jinx Dawson.

- Por último, y no por ello menos importante, os dejo otro homenaje a una de las personas que más admiro en el mundo y uno de los culpables de que a día de hoy me dedique a la informática. Tim Schaffer, el rey de las aventuras gráficas, que vuelve a la carga con un Broken age que pienso devorar en cuanto tenga oportunidad. Imprescindible artículo de Juan Carlos González en Xataka. ¡Mirad, un mono de tres cabezas!

1 comentario:

bernardo de andres herrero dijo...

Graciñas por la referencia, por supuesto la segunda parte esta en camino Spirited Away o el Viaje de Chichiro es .... de las bandas sonoras que me han arrancado unas lagrimas