18 de mayo de 2014

Por amor a la música: Reincidentes - Sol y rabia

He tenido una semana de locos coronada por un amago de resfriado bastante inoportuno. Pero ya es domingo, ya estoy aquí sentado tranquilamente, y ya puedo acudir a mi cita ineludible con Por amor a la música.

Última ronda de sellos discográficos y mi tocayo Nortwinds no podía fallarme sacando a la palestra una entidad patria, Discos Suicidas, haciéndolo además con el Materia reservada de mis queridos Reincidentes.

Repasando todas las publicaciones del sello vasco me he dado cuenta de que cada día que pasa soy más intransigente. Poco queda de aquel joven Vinny que se tragaba letras contestatarias como si fueran jarabe para la tos. A día de hoy, le tengo una tirria impresionante a los dinosaurios del "punk" ibérico (el señor Evaristo Páramos ocupa el número uno en mi lista de "gente a lo que no me importaría en absoluto que le diera un hictus") y en cuanto a las nuevas generaciones, soy incapaz de tomarme en serio a unos tíos que creen que ponerle un montón de kas y zetas al nombre de su grupo es el acabose del movimiento antisistema. Puedo contar con los dedos de una mano los grupos que han conseguido sobrevivir entre mis elecciones habituales, y en muchos casos es una cuestión más de nostalgia que de paladar.

Reincidentes son uno de esos grupos y por eso son los elegidos hoy, pese a que coincido con nuestro anfitrión (al que por cierto agradezco la supresión del veto, porque estoy seguro de que ellos hubieran sido los elegidos).

Es más, Reincidentes son una de las pocas bandas de las que me conozco la discografía casi al dedillo. Puede que sea la proximidad geográfica, por aquello de que mi Murcia natal (que cada día echo más de menos) forma parte de ese El sur que me puso los pelos como escarpias la primera vez que la escuché (pues, salvando las distancias, a nosotros también nos han machacado de mala manera, y lo que es peor, nuestros propios paisanos). O puede que su sonido, que como bien dice Norty bebe de los Rolling, los Ramones y los Leño, sea más atemporal de lo que podría parecer a simple vista y aguanta mejor el paso de los años.

Como en casi todas estas últimas rondas, mi elección ha estado determinada por un corte en concreto que luego desvelaré, porque siendo sincero, cualquiera de los discos de Reincidentes hasta Dementes (después ya les he perdido un poco la pista) podría servirme.

1993 es el año de publicación de este Sol y rabia y supone uno de los cambios más importantes en la carrera de los sevillanos, esto es la salida de Selu y su saxo y la entrada de Finito de Badajoz y su duende con mala hostia. Como casi todos los discos de los chicos de Fernando Madina, Sol y rabia (cuyo título fue elegido entre las propuestas de sus seguidores) presenta un retrato de la situación de las clases bajas en España en general y en Andalucía en particular. Yo por aquel entonces suficiente tenía con aprender a atarme los cordones y colorear sin salirme de la raya, pero sólo hace falta una escucha para hacerse una idea de cómo estaban las cosas durante aquel año de brutal recesión.

Altísimos niveles de paro (Si el INEM te quema), policías pasados de rosca (Pegado al paladar), lamerle el culo al Papa (Cucaracha blanca), el problema del racismo (Paisa)... Espera, espera. Esto me suena demasiado. Veinte años y así seguimos. Qué país, señor mío. Por suerte también hay momentos para la esperanza y la juerga como con dos versiones: una el himno de Andalucía (Andaluces, levantaos) y otro himno, esta vez de la propia banda. El mítico Jartos d'agüantá que por si no lo sabíais es una versión de un tema de los punkarras germanos Die Toten Hosen.



Pero personalmente hablando para mí hay dos temas clave en este disco. El primero es ese retrato agridulce, realista y cruda sobre un día cualquiera en el mundo (incluso hoy) que es Mi balcón. Y el segundo, que como decía es la razón por la que Sol y rabia ha sido mi elección, es La viuda. Una suerte de copla (o bulería, o fandango, o cómo se llame, que yo de esto no tengo ni puñetera idea) macabra, sucia y distorsionada sobre la heroína en la que Finito de Badajoz (¡ídolo!) demuestra que para estremecer no hace falta tener una voz magnífica sino simplemente escupir con amargura una historia tan real como dolorosa.



Y es que por muy negras que veamos las cosas, hay que dejar que el sol bañe nuestra piel y la rabia guíe nuestro corazón.

PD: Algunos de los vídeos pertenecen al directo de 1998 Algazara, uno de los, en mi humilde opinión, mejores directos de un grupo de rock español, primero por su excepcional repaso a la carrera de Reincidentes y su sonido pluscuamperfecto.

4 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

pues algo similar me ha pasado con el punk hispanico me canse de K y Z. Es más ni tan siquiera en España supieron evolucionar un poco como allá fuera de nuestras fronteras; o ibas por la via ramoniana ( en la mayor parte de las ocaiones con letras rsisibles y comicas ) o el mundo sex pistols ( bueno tal vez la parte hardcore si en España es interesanta). Respecto a Reincidentes la verdad es que más que a ellos conocia a los cláscios dels ello suicidas 8 La polla, cicatriz,..) que si vi en Directo en sus años , aún así visto y oido me parecen más inteligentes y con un mayor riego musical que otros más consagrados. Me he escuchado los videos en su totalidad y realmente el directo es impresionante

PUPILO DILATADO dijo...

Debe ser que al no molarme nunca demasiado esta movida 'radikal' no estoy tan saturado como algunos de vosotros porque estoy disfrutando bastante esta última ronda, sobre todo, con RIP y con Eskorbuto. Hay mucha demagogia hoy en día y nada reseñable con respecto a esta movida de las K's y las Z's.

Lo de Reincidentes...mira que les tenía un poco de manía!!!, quizás mis prejuicios me han jugado una mala pasada porque estan empezándome a gustar aunque, independientemente de la 'info' ofrecida por Norty y la tuya que son ambas dos muy buenas y sentidas, me quedo con "Materia Reservada" por su inmediatez, no sé, este lo veo más prefabricado y menos furioso, aunque, no sé, quizás es por influencia de RIP.

Josi dijo...

Esta es una de esas veces que siento vergüenza al realizar un comentario. Siempre tuve conocimiento de Reincidentes pero NUNCA los había escuchado y ese toque mas rocker que punk hace que me estén gustando mucho, la verdad. Muy buen análisis, me has picado, Vinny, un saludo.

21st Century Schizoid Man dijo...

Sin ser una banda que aprecie, como le comenté a Nortwinds, Algazara me parece un gran directo. Investigaré a ver.