11 de septiembre de 2014

Por amor a la música: Bruno Mars - Unorthodox jukebox

Ya está aquí, ya llegó, no desesperéis... ¡Comienza oficialmente el nuevo curso de Por amor a la música! El maestro Forrest Gump / Tsi-Nah-Pah propone arrancar esta nueva andadura con un tema más que curioso. Portadas con animales. Oh yeah!

Además el primer animal elegido no es un animal cualquiera. Tsi nos propone que busquemos portadas con simios creciditos. Nada de monos tití de esos tan graciosos que salen en los documentales de La 2 dando saltitos y desparasitándose en familia. Aquí queremos primates cuanto más grandes mejor: gorilas, orangutanes... De hecho él ha elegido a este último para hablarnos de la banda inglesa Orang-Utan y su único disco de estudio. Si os va el hard rock setentero, no dudéis en catarlo.

Y a mí creo que me ha costado poco menos de un minuto decidirme por mi propuesta de esta semana.

He de reconocer que antes incluso de saber quién era el pobre muchacho, ya odiaba a Bruno Mars. La puñetera The lazy song sonaba a todas horas en la radio (y en la tele, y en las tiendas de ropa...) y su colaboración con Travie McCoy, Billionaire, también terminó agotando mi paciencia. Una pena que la apisonadora comercial me hiciera alejarme de un debut (Doo-wops and hooligans) que tiene temas soberbios.

Pero cuando Peter Gene Hernandez (que así se llama de verdad el muchacho) decidió presentar Unorthodox jukebox con Lock out of heaven... Joder, a mí si me haces un temazo de ese calibre y te me ganas, por mucho asco que me dieras antes.

Nacido en Honolulu en 1985 en el seno de una familia de músicos, Bruno Mars se unió en 2009 a Ari Levine para formar el equipo de producción conocido como The Smeezingtons. Tras pasar por Motown fue su entrada en Atlantic la que provocó su estallido profesional. Comenzaron entonces a producir éxitos como churros (Far East Movement, Cee-Lo Green, Justin Bieber, K'naan, Flo Rida, Matisyahu, B.o.B.) lo que animó a Mars a intentarlo por su cuenta.

Bueno pero al lío. Unorthodox jukebox es, como su propio nombre indica, una gramola poco convencional. El nombre no está puesto sin motivo y es que nos encontramos ante diez cortes que resumen la música negra de los 60, los 70 y los 80 en todas sus facetas, revisionando sonidos clásicos y adaptándolos al siglo XXI. Reggae, pop, soul, R&B (arenbí), reggae, rock... Michael Jackson, The Police, Stevie Wonder, Sam Cook, Wham!, Daft Punk... Todos están aquí de una manera u otra. De todo podemos encontrar si no nos dejamos llevar por los prejuicios y, como el gorila de la portada, curioseamos sin miedo en esta colección musical.

Y es que estoy seguro de que si abrís bien los oídos y no os hacéis mucho de rogar podréis notar como el magnetismo animal de Bruno Mars os enamora. Este tío tiene algo en los huesos como tuvieron otros antes (sí, estoy pensando en Marvin Gay o Barry White, pero que nadie se eche las manos a la cabeza) y consigue que casi toda su música tenga una sexualidad inherente. Una sexualidad salvaje, el tipo de sexualidad que huele a tabaco negro y sabe a güisqui. Young girls son preliminares en crescendo, caricias precipitadas que explotan en el primero de la noche, Lock out of heaven, clara invitación al movimiento de caderas. Gorilla es sudor, es calor sofocante, es embestir contra el colchón...

Treasure es puro funk brillante, con mucha purpurina, con pétalos de rosa y champán mientras que Moonshine son besos en la oscuridad, ojos brillantes, tacto y respiraciones agitadas. El muchacho se nos pone sensible con When I was your man, desnudando su voz y su alma mientras el piano le presta su hombro pero la caña vuelve de la mano Natalie, mujer fatal, mujer traidora, tan peligrosa como irresistible.

Boh, qué buena es Show me. Que bien suena ese dub machacón y atmosférico, como un orgasmo cocinado a fuego lento, burbujeando en las entrañas sintiendo arena fina en los dedos de los pies. Y qué bien suena también Money make her smile vuelve a las sombras de los callejones para relatar otra historia de dalias negras y sonrisas de plástico*. La despedida (si no contamos esa breve delicia swing de bonus track que es Old & crazy, acompañado de la guapísima y talentosa Esperanza Spalding) es If I knew, manual de estilo para romper en un drive-in americano en los sesenta.


Para terminar, debo deciros que una de las cosas que más me gustan de Bruno Mars son... los Hooligans: Phillip Lawrence, Phredley Brown, Jamareo Artis, Eric Hernandez, Kameron Whalum, Dwayne Dugger, James King y John Fossit; la banda que lo acompaña en directo (y en gran parte de las grabaciones) y que convierten cada actuación del hawaiano en una auténtica delicia, en la que él se convierte en una pieza más del combo, convirtiendo a la música en auténtica protagonista y acompañándola con coreografías la mar de simpáticas.

Disfrutad, picaruelos.


PD: La semana que viene contestaré al juego un poco más tarde, que me voy de viaje y volveré ya el jueves.

* Si hay algún fan de Arjen Lucassen entre el respetable (y de Ayreon en particular) por favor decidme que no estoy loco y que los teclados de esta canción parecen compuestos por el holandés.

6 comentarios:

Forrest Gump dijo...

eso que te guste un tema de un musico que te cae gordo es jodido! Al tipo este no le conozco pero a Esperanza Spalding si y me encanta!Me gusta que sigas con tu sentido del humor, hay demasiada seriedad el el mundo blog!
A+
P.Bon Voyage!

bernardo de andres herrero dijo...

Que euieres que te diga comparto una admiracion por Bruno. Me gusta su actuación en la superbowl fue el mejor evento en vivo que he visto en lustros. Algo irregular en estudio por la mania de llenar los discos de presuntos hitazos pop cuando lo qu enamora son los r'nb de toda la vida plagiando sabiamente a gente como Prince. Un gtrand isco este segundo lp

PUPILO DILATADO dijo...

Hey Vinny! Espero que hayas tenido un buen verano.

Joder! Nunca le había prestado atención a este hombre y....me encanta!!!, todo lo que huela a Prince, a Jackson y al soul/funk 70's mezcladito todo con programaciones y algún toque moderno siempre sera bienvenido en mi oreja. Voy a investigar su musica, seguro!!

Muy buena entrada amigo. La semana que viene me toca 'animalizaros'....

Carlos Tizón dijo...

Vaya, para mi este tipo siempre ha sido carnaza de los 40 crimnales, por lo que no me he parado a escucharlo más allá de 15 segundos. Muestras nombres que me hacen ponerme en pie, así que igual tengo que tomarme en serio al tipo

saludos

Josi dijo...

Que tal Vinny??? con lo que he oído hablar de este hombre y la verdad que no lo he escuchado nunca hasta ahora, me pasa como a Carlos, siempre lo he relacionado con música de radio-formula, no se, le daré una oportunidad, un saludo.

Cayetxero dijo...

lamentable que pongas ROcK en las etiquetas.... es como una arena fina que se me mete por LOS COJONES!!!!!!!