21 de octubre de 2014

Por amor a la música: Four Year Strong - Rise or die trying

Tarde, muy tarde y casi sobre la bocina, aquí estoy para saldar mi deuda con Por amor a la música. Me ha pasado como al compañero Josi, y es que a pesar de que tenía decidido casi desde el primer momento de qué disco quería hablar, entre pitos y flautas no me he podido sentar tranquilamente desde el miércoles pasado. Me planteé incluso desertar esta semana, pero no podía hacerle este feo a mi tocayo Nortwinds, y mucho menos cuando ha elegido como clave de esta ronda el tiburón (se la llevó, se la llevó...) y como aperitivo nos deja el Rock de pueblo de los jerezanos Tiburón.

Así que eso, escualos. Se me vinieron a la cabeza varios trabajos. El grandes éxitos de Faith No More... No, no quiero un recopilatorio. El primer largo de Bring Me the Horizon... Buf, igual me estalla la cabeza. Hasta que saqueando mi biblioteca musical me topé de golpe con este Rise or die trying que hacía bastante tiempo que no escuchaba. Y no sólo tiene más de un tiburón en la portada si no que además... ¡Son tiburones robóticos! Y además hay un calamar gigante, y un mago, y un chimpancé ayudante. No me digáis que no es tremenda.
Four Year Strong se formaron allá por 2001 en Machassu Massatuch Massachusetts y podríamos catalogarlos como easycore. O al menos como una de esas bandas que darían posteriormente pie al easycore (ya sabéis, esa mezcla entre metalcore y pop punk). Pero que nadie se asuste porque si bien la propuesta puede no gustaros (lo entendería) aquí por lo menos no tenemos que aguantar el enésimo riff machacón y clónico y el estribillo de voz castrada.

Desde que los conocí siempre me han parecido una de las propuestas más interesantes de su estilo junto con, obviamente, A Day to Remember y Pierce the Veil. Pero mientras los segundos tienen la ventaja de sus venazos death y los últimos su gusto por los riffs elaborados con sabor a guitarra española, Four Year Strong tienen un sonido alegre y... ¡sintetizadores! Bueno, al menos los tenían antes de que hace un par de años se marchara el teclista vociferador Josh Lyford. Pero aquí todavía estaba.

Si es que son adorables. Parecen un montón de ositos de peluche macarras.
Si tenéis un rato disponible os invito a que os acerquéis a Rise or die trying. Es cortito (diez canciones, y ni siquiera porque la primera es una especie de intro extendida), no sehace muy pesado y tiene algunos detalles que a mí personalmente me encantan. Para empezar, la increíble química existente entre Alan Day y Dan O'Connor (que se encargan también de las guitarras), Dos gargantas que pese a ser muy similares saben armonizar aportando cada una su matiz personal. El segundo, y como ya he dicho, esos sintetizadores, sin duda su sello de personalidad. Y por último aunque no por ello menos importante, la batería de Jake Massuco. Vaya una bestia parda, vaya unos cambios de ritmo, vaya unos contratiempos, vaya unos síncopes, vaya doble bombo... Vaya, vaya.

Riffs potentes, sentido del humor, títulos de pop culture, punk hardcore... Todo eso y mucho más es Rise or die trying. Prepare to be digitally manipulated, Heroes get remembered, legend never dies, Catastrophe, Men are from mars, women are from hell y Maniac (R.O.D.) son mis recomendaciones y, bueno, no os lo puedo asegurar, pero si bien no se convertirá en un clásico, al menos pasaréis un rato agradable.

4 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

He de reconocer que esto va más con mi estilohabitual de gustos. el mundo del deth y otras salvajadas no suelen formar parte de mi cultura musical por lo que tu propuesta ha sido biuen recibida. Me recuerdan a cosas como All o unos Hrad ons un poco embrutecidos pero desde luego si esta apuntado para mi disfrute

Forrest Gump dijo...

Ni idea de estos tio, tampoco es my cup of tea!Pero soy un tio muy abierto de miras...y de vez en cuando un kickin' in the Ass viene bien!
A+
Ps:Por cierto acabo de publicar ahoar la nueva ronda, un dia de adelanto!

PUPILO DILATADO dijo...

Joder Vinny!!! quien lo diría!, me estás abriendo los ojos con respecto a este tipo de estilo y bandas, Rx Bandits ya me gustaron y presiento, por lo que llevo escuchado, que esta también. Desde luego suenan potentísimos y melódicos sin ser babosos. Me recuerdan muchísimo a Incubus en sus principios con esos cambios y esa base rítmica tan contundente (aunque la de Four Year Strong es incluso más).

Muy guapo descubrimiento. No vas a ir a ver a Hardcore Superstar/Reckless Love?

Carlos Tizón dijo...

Tío, de donde sacas estas bandas, EA, otros a descubrir