11 de diciembre de 2014

Por amor a la música: Edgar Winter | Monstruo de blancas patillas


Vamos, vamos, que nos lo quitan de las manos. Segunda ronda en Por amor a la música dedicada a músicos con discapacidad y esta semana le tocaba a Pupilo Dilatado elegir. Muy en su línea el muchacho ha sacado su lado negro (negro de música negra, no es que tenga un lado oscuro ni nada por el estilo) y nos ha hablado de Clarence Carter y su intenso soul de la vieja escuela proponiendo la ceguera como clave.

Él mismo lo ha dicho y yo no voy a ser menos: el tema es bastante fácil. Y el mejor ejemplo es la cantidad de artistas relativamente conocidos que sufren de ceguera en mayor o menor medida. A mí también me picó el gusanillo y me planteé hablar de Stevie Wonder (sobretodo por ese I just called to say I love you que me vuelve loco cada vez que suena) pero me parecía una falta de respeto a algunos de mis compañeros que, estoy seguro, saben mucho más de él. Rebuscando un poco algo más acorde a mi imagen de tío moderno los Black Eyed Peas estuvieron a punto de pasarse por aquí, y es que apl.de.ap (que así se hace llamar el morenito chiquitín) sufre de un extraño trastorno ocular que provoca un movimiento excesivo y descontrolado de las pupilas. Pero en el último momento recordé un nombre que, personalmente, creo que merece un homenaje.

Y ese no es otro que el de Edgar Winter. Muchos probablemente lo conoceréis por ser el hermano del recientemente desaparecido mago del blues rock Johnny Winter, pero lo de Edgar tampoco es moco de pavo.

Pero, un momento ¿Edgar Winter es ciego? Bueno, no exactamente. Pero, al igual que su hermano, es albino, como se puede apreciar en cualquier foto suya que encontréis. Y el albinismo conlleva habitualmente problemas como, por ejemplo, la fotofobia, que puede derivar como en este caso en una ceguera parcial. Que sepáis que me he informado y, por aquello de que no se me tache de tramposo, la ceguera del señor Winter está oficialmente diagnosticada.

Nacido en Texas en 1946 (un 28 de diciembre de hecho, toma inocentada) el albinismo que le obligó a acudir a clases de educación especial en el instituto no supusieron ningún problema en lo que se refiere a su talento musical. Cuando dejó su Beaumont natal con sólo 16 años ya era un músico de probada capacidad.

Pocos instrumentos se le han resistido a este monstruo de blancas patillas: guitarrista, teclista, saxofonista, percusionista y, por supuesto, cantante, su disco debut, Entrance, ya tenía en su interior la clásica Tobacco road, con su hermano Johnny a la guitarra. En los dos años siguientes su escalera hacia el estrellato añadió dos nuevos peldaños (Edgar Winter's White Trash y Roadwork) acompañado de White Trash, un conjunto de músicos de Louisiana y algunos paisanos tejanos.

Pero el verdadero bombazo llegó cuando Winter reclutó a Dan Hartman, Ronnie Montrose y Chuck Ruff para formar el Edgar Winter Group y se sacaron de la manga They only come out at night en 1972. Su combinación de rock, blue, jazz y pop fructificaba en temas potentes y muy pegadizos, perfecta muestra de ese rock setentero que aún a día de hoy se sigue considerando insuperable (o al menos yo lo hago). Si a esto le añadimos la arrolladora presencia de Winter sobre el escenario (fue uno de los pioneros,tras ponerle una correa, en eso de tocar el teclado sin necesidad de apoyarlo en una superficie horizontal) y a pesar de que la fotofobia y los juegos de luces no son exactamente una buena combinación convirtieron a Winter en un icono.

En Shock treatment Rick Derringer sustituyó a Montrose (que ya empezaba a volar solo con su banda homónima) y la cosa tampoco salió nada mal. Pero después de They only come out at night, con sus ventas multimillonarias y alta densidad de temazos, nada de lo que ha hecho Winter ha vuelto a ser tan impactante. La sobra de un éxito siempre es alargada y en este caso el éxito fue tan enorme que la sombra engulló todo lo posterior, como un aguejero negro. A pesar de todo, Winter no ha parado nunca de trabajar, grabando más discos (entre ellos esa oda a la cienciología que es Mission earth, en fin...) y devorando escenarios por todo el mundo ya sea en solitario, con su banda, al lado de Rick Derringer o, en los últimos años, formando parte de la novena, décima y undécima encarnación de la All-Starr Band de Ringo.

Me dejo ya de rollos y vamos a lo que nos importa. Vamos con la música de Edgar Winter. Os dejo con una breve selección que he hecho: su primer éxito, Tobacco road, las también archiconocidas Free ride y Frankenstein (aún a riesgo de parecer monotemático, Dave Grohl afirma que fue esa canción la que le metió dentro el gusanillo del rock) además de mi favorita del They only come out at night, Undercover man, Easy street del Shock treatment y un medley de rock clásico en directo a dúo con su hermano.





4 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

Y yo que pensaba que los perticipantes ubamos a tirar por los negritos que hay un porrón pero no ahora salen balncos y más blancos como Edward. Lo elegido es de clásico subido. Tengo un amigo que toca la guitarra muy bien y de FRANKESTEIN siempre dice que una vez que te sale ya eres un GUITARRISTA con mayusculas, Un genio

PUPILO DILATADO dijo...

Tú lo has dicho, en cuanto puedo saco mi 'alma negra' y llevaba mucho tiempo sin tocar el 'soul old school' que lo han vuelto a meter en vena The Buttshakers y St. Paul & the broken bones.

Te sorprenderás pero estoy muy pez con los hermanos Winter y, por supuesto desconocía la discografía de Edgar que me ha parecido, por la selección de temas, realmente espectacular. Ese "Frankenstein" en directo es puro fuego 70's, ¡Qué aporreos de bajo colega!, ¡Qué maestría en los teclados!, ¡Qué solazo de batería!!, ¡Qué temazo más BRUTALLLLLL!!!!!

Excelente elección, mucho mejor que la de los Black Eyes Peas...y con esto no vas a perder tu imagen de 'tío moderno', of course, ja,ja,ja!!!

Josi dijo...

Nunca me llamaron mucho la atención los hermanos Winter, craso error, por lo que escucho. Muy buen post. Rondas de aprendizaje del bueno estamos teniendo. Un saludo Vinny.

Forrest Gump dijo...

Perdon por el retraso...he tenido una semanita que ni te cuento! Adoro a Edgar..Practicamente mas que a su brother!Es que empece a escuchar a su White Trash antes de a Johnny ¿o fue al reves?Poco importa...dos hermanos con dos enormes problemas de salud, pero no por ellos dos genios de la musica.De Edgar su Edgar Winter's White Trash es un disco que escucho a menudo.
A+