14 de enero de 2015

Por amor a la música: Andy Bell | Todos contra Noel


Última ronda de la manga de Por amor a la música dedicada a músicos con alguna discapacidad y es aquí servidor el encargado de cerrarla. Hemos hablado de músicos ciegos, enanos, obesos y amputados conociendo grandes historias y mejores artistas. Estuve barajando varias opciones y, ya que nos ha pillado el parón de las fiestas he aprovechado para quedarme con la opción que menos problemas podía presentar a mis compañeros.

De manera que aquí estoy, proponiéndoos que hablemos sobre músicos sordos. Y es que a pesar de lo complicado que parece desde fuera compaginar el trabajo de músico con una deficiencia auditiva, son muchos los ejemplos a lo largo de la historia de músicos sordos, siendo el más conocido como bien sabéis el maestro y rockstar clásico Ludwig van Beethoven. Vale cualquier tipo de sordera, tanto total como parcial, en ambos o en un único oído y, de hecho, no hace falta que el músico en cuestión siguiera ejerciendo después de quedarse sordo (no es lo ideal, pero sus lo voy a permitir).

Aunque muchos los conoceréis por haber sido el bajista de los últimos Oasis, lo cierto es que el guitarrista Andy Bell lleva en esto de la música desde antes (tampoco mucho a decir verdad) de que los hermanos Gallagher formaran su banda.
En 1988 fundó Ride junto a su compañero de insituto Mark Gardener. Tres EPs (Ride, Play y Fall) abrieron una trayectoria que terminó en 1995, cuando el britpop dominaba por completo el sonido del rock alternativo en la pérfida Albión y, a pesar de su intento por transformar su sonido, las tensiones acabaron con ellos, dejando por el camino referencias brillantes como Nowhere, su debut, o Going blank again.

Dos años después Bell volvía a la carga con Hurricane #1. Los antiguos seguidores de Ride ya le habían dado la espalda durante sus últimos trabajos por el cambio de estilo ante la aparición del britpop y que el primer disco de Hurricane #1 sonara a Oasis puro y duro (Bell y los Gallagher ya eran amigos) puso también a una crítica otrota servil en su contra.

Estaba cantado pues que, tras la salida de Guigsy en el año 2000, Bell fuera el elegido para sustituirlo (aunque en este caso cambió de instrumento al bajo) en Oasis como músico para los directos del Standing on the shoulder of giants. Es durante esa primera gira con Oasis cuando Bell pierde completamente el oído izquierdo, según él por ponerse demasiado cerca de la batería de Alan White.

Tras la gira Bell se estableció como miembro fijo en las cuatro cuerdas y ayudando además en algunas labores de composición, y en esa posición estuvo hasta que en 2009 (habiendo participado en Heathen chemistry, Don't belive the truth y Dig out your soul) la lucha fraticida de egos acabó con la última (hasta la fecha, o al menos es mi opinión) gran banda británica y Bell, que nunca ha sido amigo de andarse con tonterías, eligió bando.

Así pues, cuando Liam Gallagher creó sus Beady Eye, Bell se subió al barco sin dudarlo, provocando la ira de Noel, que ha reconocido que aunque mantiene el contacto con Gem Archer y Chris Sharrock (ambos también en Beady Eye), a Bell y a su hermano no quiere verlos ni en pintura. Tras dos discos de estudio, este octubre pasado Liam Gallagher anunciaba que Beady Eye se separaban y sólo un mes después, Andy Bell cerraba el círculo anunciando una reunión de Ride.

Os dejo con una selección de temas de la carrera de Andy, figura silenciosa y aún así imprescindible de la música británica.


Aprovecho para comunicar a mis compañeros que esta entrada será la última que realice como participante de Por amor a la música, al menos por el momento, pues hay otros asuntos que requieren de mi escaso tiempo libre. Ha sido un placer, señores.

5 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

Se echara de menos tu sapiencia desde luego por m i parte Lagrimas caen en este momento. Respecto a Bell Oasis no me intresaron mucho son demasiados plagiadores a mi gusto. Sobre Ride si me intereso un poco más pero sin pasión. escuchare tu selección para ver si cambio de oponión. el placer ha sido mío

plastificado y visual dijo...

Por Dios Vinny......NOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!.

Un jugador como tú, que aportaba frescura, modernidad, nuevas bandas y sonidos alternativos y metálicos no puede desaparecer así como así, eres necesario para seguir enriqueciendo el juego.

Así que, ¡venga Vinny, que una entrada a la semana no es para tanto, aunque las hagas más cortas, resumidas o breves, como quieras llamarlo...TE NECESITAMOS!!!!!

El comentario de tu entrada se me queda en segundo plano, obviamente, pero te diré que sólo me gustan los dos primeros discos de los Gallaguer y lo demás paja!!.

No tengo nada más que decirte...

...o vuelves... ¡¡¡o te voy a buscar a Zaragoza!!!...

PUPILO DILATADO dijo...

UPS!!! Ya me he vuelto a equivocar de cuenta y de avatar, soy PUPILO DILATADO, lo habrás notado por la cantidad de '!!!!' que siempre utilizo.

Por cierto, Vinny has cambiado ya de opinión?, porque mi avatar 'LEE' será el que envíe a Zaragoza en mi lugar si la respuesta es negativa.

Forrest Gump dijo...

Creo que voy a dar por concluido el juego, ya somos pocoss y ademas cada vez es mas lioso todo.
Este tio no sabia de su problema, tambien es verdad que Oasis y el britt pop no me gustan practicamente nada!
A+

Josi dijo...

Vaya , Vinny, tal y como digo en mi entrada lamento mucho tu ausencia, la verdad. A ver que nos dice Forrest, espero que no de el juego por concluido, no se ....
No soy muy fan de Oasis, la verdad, así que te puedes imaginar mi desconocimiento del sordera de Andy Bell, sorprende, la verdad. Un saludo y te seguiré leyendo, no lo dudes, te entiendo.