27 de mayo de 2011

Anti todo | El colmo del punk

Todos somos un poco nazis en el fondo, pero no queremos reconocerlo.
Iosu, líder de Eskorbuto al ser preguntado por una esvástica que siempre llevaba en la solapa de la cazadora.

Muchos de vosotros os preguntaréis por qué coño me ha dado por hablar sobre Eskorbuto. La razón es muy sencilla: porque me da la gana.
Groserías a parte, hace tiempo que quería comentar algo sobre el que para mí ha sido y será siempre (con permiso de los Lendakaris Muertos, que vienen pisando muy fuerte) el mejor grupo de punk que ha salido de este país. Y hablo de punk de verdad. De ese sonido sucio, simplón, cansino y a veces aburrido. De esas voces crudas que apenas entonan, escupiendo frases en apariencia estúpidas, pero que en más de una ocasión esconden verdades como puños. Y así eran Eskorbuto, un trío formado por Iosu, Paco y Juanma en 1982, tres jóvenes de Santurce, que, enamorados del movimiento punk que durante la época anterior se había gestado en tierras inglesas, decidieron comprarse unos instrumentos y hacer música. Bueno, lo intentaron.


Cuando se dirigían a llevarle su primera maqueta a Sardi, personaje de la movida madrileña que se interesó por ellos, tuvieron la mala suerte de ser detenidos por la policía al pasar por delante de una comisaría. A día de hoy nos resulta extraña, pero tened en cuanta que tres punkarras de Vizcaya en la España post-franquista eran carne de calabozo. Y, para que vamos a mentir, el llevar una maqueta con canciones como ETA, La calavera del rey o Maldito país España no les ayudó mucho y finalmente, la justicia les aplicó la ley antiterrorista.

Durante su estancia en la cárcel, la mayor parte de los grupos abertxales (y los grupos musicales que les apoyaban, algunos de los cuales habían compartido escenario con los chicos de Santurce) giraron la cabeza hacia otro lado y dejaron a Eskorbuto en la estacada. Iosu y los suyos nunca se lo perdonarían, llegando a dedicarles una preciosa canción llamada A la mierda el País Vasco.

Yonquis antes que personas, Eskorbuto como banda y Iosu como líder, tienen algunas de las anécdotas y citas más increíbles que he escuchado nunca. Por poner un ejemplo, la banda fue sorprendida durante un concierto de Tijuana in Blue mientras intentaban robarles un amplificador. Otros que sufrieron las tendencias cleptómanas de los Eskorbuto fueron La Polla Récords, que casi se quedan sin una de sus guitarras. En una ocasión, Iosu llegó a pasarse todo el viaje en tren desde Bilbao a Madrid (casi siete horas de viaje por aquel entonces) escondido debajo de un asiento para no pagar el billete (Juanma no pagaba por tener un padre ferroviario y Paco finalmente acabó pagando una multa por no tener tampoco billete). También fueron los responsables de la ya mítica recogida de firmas (con publicidad electoral en los espacios de RTVE includida) para constituir a Eskorbuto como partido político, bajo el lema "Ya no quedan más cojones, Eskorbuto a las elecciones". Como podéis ver, punkis hasta la médula.


Anti todo está considerado no sólo el mejor disco de la banda sino uno de los mejores, sino el mejor, de la historia del punk en España y me atrevería a decir que del mundo. Porque como ya he dicho antes, Eskorbuto son verdadero punk, no sólo en lo musical, sino en sus mensajes.
Nunca se alinearon con ninguna ideología política, tirándole a la yugular a todos los tontos que había (y habrá) en España en aquel momento. Repartían leña como nadie y sobretodo, pasaron del rollo de comerle la polla a los nacionalistas vascos, a diferencia de nuestro amigo Evaristo, que bien podría ahogarse en su propio vómito de una maldita vez y dejar de torturarnos con su voz de castrati con resaca, y otros tantos subnormales que se escondían debajo de las faldas de cierta banda terrorista señalando a los "fascistas" con el dedo y sin salir de su tierra.

Y allá vamos. El riff sucio, denso y jodidamente punk de Historia triste nos recibe con los brazos abiertos. Lo primero que te das cuenta es que Eskorbuto no son los Sex Pistols. ¿Por qué? Pues porque Juanma se defiende con el bajo. Quizás el tema más mítico de la banda, con su estribillo con coros de borracho y su letra sencilla. A Alex siempre le ha hecho mucha gracia. Pero yo, que soy un filósofo, como Guardiola, y un pedante, como Mourinho (¿o era al revés?), me gusta pensar que esa frase contiene mucha más miga de la que a simple vista se ve. Historia triste, historia histórica, historia final. Un amargo canto a la vida y a la sociedad, que lo queramos o no, y está históricamente demostrado, no deja de ser eso, una historia triste.


De ti depende sube las revoluciones y no es más que una incitación a la gente a que si quiere cambiar las cosas, lo que tiene que hacer es moverse. Es un crimen se caga en la madre que parió a todo el mundo: gobiernos, oposiciones, patronales, sindicatos... Vamos, lo que viene siendo en esos que presumen de luchar por nosotros mientras se llenan los bolsillos de dinero y después, cuando las cosas salen mal, si te he visto no me acuerdo. La frase Cuanto plomo malgastado en cuerpos innecesarios hace referencia al clima de violencia que se vivía en la sociedad vasca por aquella época y de la que Eskorbuto era más que consciente.
Mata la música disco es una puta paranoia. Sobre una línea de bajo que personalmente me fascina, los Eskorbuto se dedican a repetir una y otra vez eso, mata la música disco, y a hacer ruidos extraños. Supongo que estarían hasta los cojones de la música disco.
Un, dos, ¡tralla! Anti todo te escupe en la cara, te pega dos ostias y empuja a odiar al mundo y a todas las personas que hay en él. No hay amigos ni enemigos, lucha necia. Iosu se saca de la manga, sin ser un virtuoso ni saber él lo que es nada de eso, unos segundos de guitarra realmente geniales.


Puyita para los alegres muchachos de Herri Batasuna con ese Haciendo bobadas de apenas un minuto de duración, pero en el que sobran las explicaciones. No lo entiendo, siempre están igual: haciendo bobadas. Cuidado tema clasicote, con ese aroma a rockabilly que desprende el punk cuando baja el ritmo. Un aviso a todos los que los acusaban de haberse vendido por, precisamente, no ser amigos de nadie. La envidia, que es muy mala. Tamara es la canción más larga del disco y sirve para que Iosu cree una historia sórdida y a la vez divertida, sobre una octogenaria que le pedía besos en la boca y se reencuentra con ella unos años después y la mata. Riff sencillo pero con encanto y a destacar la cantidad de tonterías que pueden llegar a hacer durante el tema, con especial mención a los incongruentes murmullos seniles de Iosu.

El momento beso al aire, no tiene desperdicio.

El pasado ya ha pasado y por él nada que hacer, el presente es un fracaso y el futuro no se ve. Cerebros destruidos es el mayor exponente de ese pesimismo que rezuma Anti todo, con esa perspectiva nihilista y misántropa de que la raza humana es un fracaso y no hay mucho que hacer. Hay que comprender que si bien a día de hoy el conocido como estado del bienestar es una regla general (que como toda regla tiene sus excepciones) en este país, la España de de los ochenta (y en especial el País Vasco) fue una época muy negra para las clases menos pudientes, fruto de la reconversión industrial, la crisis social y laboral que sufría su generación y el clima de violencia que se respiraba, con las bandas armadas luchando por ver quién tenía el nabo más grande y los cuerpos del estado tratando de frenar dicha espiral con métodos en muchas ocasiones desafortunados.

Ha llegado el momento (el fin) cierra el disco y lo hace con un mensaje oscuro: en cualquier momento, y sin ser el culpable nadie en particular, llegará la destrucción. Este miedo responde a la amenaza de Guerra Nuclear que se palpaba entre las dos grandes potencias mundiales, EEUU y la URSS, sumidos en plena guerra fría.

Me despido con una frase de Iosu que personalmente me encanta, y creo que resume a la perfección el espírtú de Eskorbuto: El rock no tiene patria, ni siquiera la vasca.

Un abrazo, pandilla de lamegrifos. Que os den.

9 comentarios:

paramnesia_a dijo...

una masa eskorbuto es lta banda punk!!tiene temas un tanto inocentes, algo de no future, y el desagrado del punk!!
me encantan, las noches que pase con su musica, los dias que me acompañaron...
muy buena entrada, este cd! es una masa, no hay tema mas representativo del estilo que Cerebros Destruidos!
gracias por esta entrada, y por pasarte siempre, en mi blog =) mucha suerte!

Alex Noiser dijo...

Primeeeer -como decían en clase-. Bueno Carlos, de todas las actus que has hecho, todas me parecen excelentes, pero ésta creo que es la mejor. Has explicado muy bien las canciones del disco y también el ambiente en el que fue gestado, (la reconversión industrial etc...)y un servidor, pese a que piensa que el rock y el punk español, salvo contados casos practica una demagogia asombrosa, cayendo en el recurso fácil de buenos y malos con total impunidad, ha de descubrirse ante Eskorbuto, ¿por qué? Porque vivieron como pensaron y pensaron como vivieron; y la gente que es siempre fiel a su ideario, me parece el mayor de los respetos.

Respecto al mejor disco de Punk, ah amigo! Eso va en gustos, pero cada disco tiene su historia. Es difícil catalogar el mejor disco de Punk del mundo, pero éste en cuanto a actitud y a formas no tiene nada que envidiarle a uno de The Clash.

Gran reseña, muy amena y muy muy entretenida, lo mejor lo de Iosu durmiendo debajo de un asiento, y lo de los instrumentos robados xDDD.

Voy a lamer el grifo de mi casa, que te den, hijo de perra, malnacido.

Erik dijo...

Jajajaja esto sí que es Attitude!

La verdad, no me gusta el punk, nada. Bueno, quizá los Pistols. Aunque me gustan más las versiones de Megadeth y los Crüe, por ejemplo. Y Misfits, pero eso no es punk propiamente dicho.

Eso, que el punk no es lo mío. Pero me gusta la actitud que se gastaban, si no se metían en politiqueos. Bueno, no me gusta la actitud entonces... joder! Pero por lo que he leído, Eskorbuto molan al menos.

Voy a escuchar algo de Faster Pussycat... ves?! Mezclar rock n roll con la guarrería del punk, eso mola! ueeee!

Lamegrifos se despide, muerdealmohadas míos! Buen finde!

Anónimo dijo...

Pek3 dijo...

Ya ves tio que grupo mas punk, nunca habrá otros como estos.
Ya casi no me gusta el punk por no decirte nada porque independientemente de que no comprato sus ideales politicos lo que me atraia antes que era su musica ya tampoco me dice nada (debe ser culpa de los dream theater).

Axo lo mejor lo del viaje debajo del asiento y lo de la voz de castrati con resaca de evaristo me he reido un huevo. En fin me he entretenido un ratejo porque no ha sido muy larga pero chula, buen trabajo como siempre.

Chupamela a ritmo de samba como diria alguien que conocemos.

Sonámbulo dijo...

¡Coño, los Eskorbuto! Yo crecí con su música.
No sabes la rabia que me da no poder quedarme aquí para leerte con calma, volveré.

Nortwinds dijo...

yeah eskorbuto, de acuerdo en que fueron los mas grandes del punk parido por aqui, para mi junto a MCD y su bilboko gaztetxean, aunque estos eran mas politicos, algo inexplicable, pues el punk no creia en politica, decian claro, y eskorbuto eran anti todo, loq ue el punk en aquellos complicados tiempos debia ser. Las historias de Iosu y cia son desde luego pasto del mejor mito rockero, a la par de muchos de fuera. Lo mas curioso que les he visto fue aquel spot hablando de las drogas, quien mejor que ellos jajjaja

salud

Da Muzz dijo...

Desde luego que Eskorbuto tenían genuina actitud punk nihilista, desafortunadamente la heroina se llevó al grupo por delante, convirtiéndolos en despojos humanos y chorizos (revendieron los masters de "Los demenciales chicos acelerados" a una segunda compañía.
Un saludo

Sonámbulo dijo...

Quizás sí que sea su mejor disco, desde luego tiene algunos de sus mejores trallazos, y en aquel entonces aún estaban en plena forma. Sin embargo (para gustos, los colores), aunque no sea mejor, siempre me ha gustado especialmente 'Los demenciales chicos acelerados', porque aquel artefacto significaba mucho para Iosu, aunque pocos lo saben, era la realización de su mayor sueño de la adolescencia, como buen fanático de los Who: Hacer su Quadrophenia particular.

Buena entrada. Me ha gustado eso que cuentas de Historia triste, y tus observaciones de las canciones. En efecto, dentro de lo que es su música, el bajo de Juanma es para destacar. Iosu ya llevaba muchos años dándole a la guitarra, pero Juanma apenas la había sacado alguna vez antes de empezar en Eskorbuto, y no digamos el bajo... y sin embargo aprendió rápido, con su estilo particular autodidacta.

Solo un apunte: 'Tamara' era una canción de Juanma, una de las primeras letras que hizo, basado (obviamente, sin incluir la parte de la venganza final) en experiencias propias con una tal Gloria, a la que no he llegado a conocer nunca, y eso que soy vecino. Supongo que ya estará muerta.

Perdona la chapa. Me emociono XD

alejo dijo...

Amo este grupo y este disco en particular, para mi tambien es el mejor disco de punk del mundo, es inexplicable las sensaciones que me produce esta banta, la unica banda de punk que parió españa a mi parecer, cuando murio eskorbuto murio el punk para mi