4 de mayo de 2014

Versióname otra vez: Coolio / In Fear and Faith - Gangsta's paradise

Hacía ya demasiado tiempo que esta sección se encontraba en stanby. La propuesta de hoy es, probablemente, la que menos aceptación va a tener entre el público habitual, pero me lo pedía el cuerpo.

Seguramente todos habréis visto Mentes peligrosas. Ya sabéis, esa película en la que una joven (o no, que esta mujer siempre se ha "conservado" muy bien) Michelle Pfeiffer se hace cargo de una clase de jóvenes problemáticos. Si no habéis tenido la oportunidad, tranquilos que alguna tarde de sábado volverán a ponerla en Televisión Española. El caso es que sin ser la película una maravilla (entrañable con todo el tema del drama social, pero nada más) su banda sonora tuvo una aceptación más que interesante. Una colección de temas de hip-hop para ilustrar la realidad de los barrios bajos cuyo máximo exponente era Gangsta's paradise de Coolio (y en la que colaboraba el vocalista de R&B L.V.). La amarga visión de un antiguo pimp de esos de gatillo fácil que encuentra en el Pastime paradise de Stevie Wonder su mayor inspiración, no en vano sampleaba la canción y revisionaba el estribillo. Ganadora de varios premios poco importantes (lo siento, no me tomo en serio ni los de la MTV ni los Grammy) no cabe duda que fue un auténtico éxito (el único, al menos que yo sepa, de la carrera del rapero de Compton) y que a día de hoy sigue manteniendo la etiqueta de "clásico". Signifique lo que signifique.


In Fear and Faith, por su parte, son una banda de lo que a mí me gusta llamar nenacore. Esto es, riffs potentes, dobles bombos intermitentes, berridos a tutiplén y, de pronto, una voz aflautada con cierta querencia a la ñoñez. El caso es que estos chicos sacaron en 2008 una versión de Gangsta's paradise que, personalmente hablando, es insuperable. Un año después publicaron Your world on fire, su primer larga duración, y yo, inocente, me lo tragué con patatas. Probablemente los dos mejores temas del trabajo (The road to hell is paved with good intentions y Strength in numbers) son precisamente los dos que cuentan con invitados especiales de bandas más experimentadas y, permitidme que me de el gustazo, con más talento (Craig Owens, de Chiodos, y Jeremy McKinnon de A Day to Remember). De la dolorosa y decepcionante experiencia saqué dos cosas en claro: la primera es que nunca juzgues a una banda por una versión (y tampoco por un single) y segundo que, cuando la materia prima es superior, todo mejora. Y esto último es lo que sucede con Gangsta's paradise.

1 comentario:

bernardo de andres herrero dijo...

Sin duda me quedo con la original y luego la de Coolio